Archivos de la categoría ‘Bandas Latinas’

Pluralidad = tolerancia

Publicado: mayo 20, 2011 en Bandas Latinas, Opinión

Las bandas latinas y los seguidores del hip hop, además de escuchar rap, tienen varios elementos  en común que los unen como la reivindicación de sus derechos ante una sociedad injusta que los margina.

Las organizaciones latinas como los Latin Kings o los Ñetas surgieron en cárceles estadounidenses  con el deseo de manifestar las malas condiciones que allí se vivían y las letras de las canciones y las pintadas en las paredes de los raperos también expresan quejas similares. Son formas de hacerse oír por sectores de la población aislados que en la mayoría de las ocasiones no tienen recursos para llegar a una posición privilegiada que les permita revelarse de otro modo, y más aún que se tenga en cuenta sus peticiones y se lleven a cabo.

Como en todos los procesos de cambio se cometen errores, en este caso, la falta de información, la incapacidad de acción o la inmadurez de sus componentes es lo que provoca que se recurra a medios intolerables como actos violentos o delictivos para conseguir los fines deseados. Un ejemplo de esto, es que muchos integrantes de las bandas latinas no comprenden muy bien la idea por la cual se formó esa organización y sólo buscan pertenecer a ella con fines de estatus, tanto económico como de poder.

Pero estos ejemplos no pueden entenderse como lo natural o normal, sino todo lo contrario, son excepciones destacadas por los medios de comunicación que prefieren engrosar su audiencia con noticias morbosas como ajustes de cuentas o robos de las bandas que las condiciones de vida que sufren o sus acciones solidarias.

La diversidad de culturas y estilos de las tribus urbanas es belleza. Belleza por enriquecer la pluralidad de opciones en las sociedades, por convertir el mundo en un lugar nada monótono y sobre todo por ayudar a tolerar, a vernos distintos unos de otros y que resulte divertido y adoctrinante. No debemos huir de lo diferente sino intentar comprender su cultura y su manera de ver la realidad y así enriquecernos y acercarnos más a la verdadera realidad.

Marta Ramos Méndez

Trinitarios

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Trinitario, también conocido como 3ni, es una violenta banda internacional originalmente formada en las cárceles de Nueva York compuesta por los hispanos, cuyo patrimonio se remonta a la República Dominicana. Trinitario fue fundado en 1989 en el sistema penitenciario del estado de Nueva York por un hombre conocido como El Caballón y posteriormente se organizaron en las calles, en los capítulos de los cinco condados de la ciudad de Nueva York. También en Nueva Jersey, Connecticut, Florida, Illinois, Massachusetts, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Alaska, e incluso en España.
Es considerada la pandilla de más rápido crecimiento en Nueva York. El reclutamiento de miembros de las escuelas secundarias locales para las actividades de la banda es muy grande, con el mayor número de informes procedentes de Chelsea, Gramercy Park, Harlem, Morris Alturas de la sección de El Bronx y de Washington Heights. Su lema es, “Dios, Patria y Libertad”, palabras impresas en el escudo de la bandera nacional y lema de los fundadores de la República Dominicana.

Actividad Criminal
Han sido detenidos por una serie de delitos como la venta de heroína, crack y polvo de cocaína y marihuana. Son solicitados por diversos organismos federales como la ATF, la DEA, Estados Unidos Inmigración y Aduanas (ICE) y el Servicio de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York (USMS), así como la de la policía.

Son conocidos por su llamado de “Patria”. Los Trinitarios usan principalmente pañuelos de color verde junto con collares azules, blanco, rojo y verde lima, como identificadores, sin embargo, debido a la aplicación de la ley de la conciencia, la banda no podrá usar esos colores como identificador. Otras prendas de vestir comúnmente utilizadas son los cordones de las Nike verdes y cualquier prenda de vestir que contengan azul, blanco, rojo y verde, los colores de la bandera dominicana.

Son conocidos por su extrema violencia, así como el uso de machetes y cuchillos.
Trescientos palazos en el cuerpo si el soldado comete una infracción leve (faltar al respeto a un superior, por ejemplo) y 844 si la falta es muy grave (no acatar una orden) e incluso la muerte (del infractor o de algún familiar) en caso de deserción o delación de otros miembros a la policía. Así se las gasta el código de conducta de la banda, según un informe policial al que ha tenido acceso EL PAÍS y que está basado en testimonios de miembros del grupo. Los Trinitarios están pujando en las calles de Madrid por el poder violento que detentan aún los Latin Kings y sus tradicionales rivales, los Ñetas.
Utilizan armas blancas, en general, pero también recurren a pistolas.
Según fuentes cercanas a la cúpula de los Trinitarios, esta banda dispone ya de unos 400 soldados en Madrid (más de un centenar, operativos). En cambio, fuentes policiales sostienen que forman todavía una banda pequeña y que sólo disponen de entre 30 y 50 efectivos “operativos”.

El líder máximo de los Trinitarios es conocido como Tonitoca, y aún sigue libre. Los Trinitarios se agrupan en lo que sus activistas llaman Capítulos. En este momento hay dos en Madrid: el de Cuatro Caminos y el de la zona sur, que opera en los municipios de Getafe y Leganés. La escala de poder en el seno de esta banda -en la que se asciende por el mayor o menor grado de implicación o violencia en las acciones- es la siguiente: el probatorio (fase para conocer el grado de lealtad y disciplina de los que acaban de hacer el juramento de ingreso) y el soldado (que ejecuta acciones que ordenan los jefes). Por encima están los cabezas segundas o supremas y los guerreros universales. En la cúpula se halla el patriarca, Tonitoca. Es el jefe supremo de los dos capítulos de Madrid.
Tras un encuentro con el patriarca universal, que reside en la República Dominicana, Tonitoca fundó en España esta sociedad delictiva, que la policía considera una escisión de los Dominican Don’t Play. Los dos lugartenientes de Tonitoca son un tal Pascual y un tal Juanchito, que lideran los dos capítulos de Madrid. Residen en la zona de Cuatro Caminos y tienen categoría de guerreros universales.
Los jefes se distinguen de los soldados y probatorios porque se adornan con un collar rojo, blanco, azul y verde. Los soldados también llevan ese collar, pero la intensidad del color, mayor en el caso de los jefes, les diferencia. El azul significa para ellos “patria y libertad”; el blanco, “la bendición de Dios”; el verde, “el orgullo de ser trinitario”, y el rojo “el recuerdo de los compañeros de banda caídos en las acciones”, según recoge su código. La vestimenta general de todo trinitario combina los colores blanco y verde claro. Este último se transforma en verde oscuro si se trata de un jefe.

Marta Ramos Méndez.

Dominican Don’t Play (DDP)

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Dominicans Don´t Play (DDP) es una banda dominicana que se fundó en Manhattan, New York, a principios de 1990. Localizados en Brooklyn y el Bronx, también se han expandido por Miami, Massachusetts, New Jersey, Pennsylvania y España. Poseen gran parte del mercado de marihuana junto con los cartels colombianos. Sus rivales son los trinitarios, latin kings, crips, bloods y ñetas.

La banda tienen una estructura cohesionada y sectaria, con una disciplina interna enorme y con castigos si se incumplen las normas, y para entrar en la misma los futuros miembros tenían que soportar varias series de tres latigazos por parte de los integrantes.
En alguna ocasión los futuros DDP tenían soportar hasta 135 sesiones de latigazos y una vez dentro deben obediencia al líder y deben pagar cuotas semanales para mantener el grupo y adquirir armas.

Los DDP detenidos se caracterizaban por la “territorialidad”, ya que cuando sus miembros llegaban a un lugar público para reunirse, como parques o canchas deportivas, todas las personas que había allí “desaparecían”. La mayoría son dominicanos con edades entre los 15 y los 23 años. Muchos han nacido en España y otros cuentan con la doble nacionalidad (dominicana y española). Admiten a colombianos y, excepcionalmente, a ecuatorianos, ya que contra éstos el odio es «visceral». Su entorno se basa en familias desestructuradas, violencia doméstica, abandono y un gran «resentimiento social»Llevan collares con los colores azul y rojo de la bandera dominicana y usan ropa ancha.

No tienen una estructura tan potente como los Latin King, son más bien anárquicos, enemigos acérrimos de los Ñetas y se han convertido últimamente en la banda latinoamericana más poderosa de Madrid.

Su creación en España data de 2004 y se nutren de dominicanos y desertores de los Ñetas y los Latin. Tienen su origen en los barrios de Santo Domingo. Su aparición en la capital, según la información que maneja la Policía, data de diciembre de 2004 y se sitúan por el centro, Tetuán, Villaverde y Carabanchel.

Lugares como la cancha de baloncesto o los parques, donde permanecen hasta entrada la madrugada, figuran entre sus lugares preferidos. Y aunque no es un territorio vedado al resto de inmigrantes, resulta difícil encontrar allí a chavales que no sean de nacionalidad dominicana.
Los pandilleros de los DDP repiten el perfil de cualquier banda latina. Presumen de su pertenencia al colectivo y nunca actúan solos, sino al abrigo del resto de camaradas.
En su control de este tipo de movimientos juveniles, la Policía trabaja más tranquila durante el invierno. La razón es sencilla: la calle y los parques son el escenario natural de estas bandas, y con la llegada del calor las noches se hacen más largas y el alcohol se consume en cantidades más importantes. Su propia denominación encierra la clave del éxito contra este grupo: con los dominicanos no se juega

En 2009 detuvieron en la Comunidad de Madrid a 40 miembros de la banda con lo que quedaron desarticulados tres de los seis “coros” (grupos) que habían en la Comunidad y la banda quedó “prácticamente disuelta” en la región . Esta operación fue denominada “Manguera”, debido a los que los miembros hacían un ritual de entrada en la banda consistente en pegar manguerazos a los nuevos. En los veinte registros efectuados se intervinieron cinco pistolas, una granada de mano, numerosa munición, armas blancas, 400 gramos de cocaína, 2.000 euros en efectivo y un gran número de gorras, collares y banderas típicos de los Dominican Don’t Play.

Marta Ramos Méndez.

Ñetas

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Los Ñetas son una asociación latina fundada alrededor de 1979 como una organización en pro de los derechos de los presos en la prisión de Oso Blanco, localizada en Río Piedras, Puerto Rico, tras varios disturbios, levantamientos y huelgas dentro de instituciones penales. Algunas fuentes dicen que se formó con la intención de protegerse mutuamente de otra de las bandas de la prisión. De hecho, en el momento de su creación la banda dominante eran Los 27, fundada originalmente por José Ayala Ortiz Colón, conocido como “Manota”, y un grupo de presos provenientes del residencial Manuel A. Pérez. A día de hoy ambas partes coexisten en relativa tranquilidad dentro de las cárceles.

El fundador de la asociación fue Carlos Torres Irriarte, conocido como “La Sombra”. El 30 de marzo de 1981, Irriarte murió asesinado, presuntamente a manos de Ayala, fundador de Los 27, quien fue a su vez asesinado el 30 de septiembre del mismo año. Esta banda en la actualidad es acusada de múltiples crímenes y violaciones, aunque en algunos lugares de España ya está en vías de legalización. Sus colores son comúnmente blanco, azul y rojo, los colores de la bandera de Puerto Rico. Esta banda tiene presencia en muchos países de América Latina y en España.

Tienen un estricto código de conducta y no toleran en sus filas a confinados cumpliendo penas por violación, actos lascivos, abuso de menores o ancianos, ni a policías o empleados gubernamentales presos por corrupción. Consideran estos delitos, y varios otros, como deshonrosos, y no acorde con su filosofía. Tampoco aceptan “chotas” o confidentes. Se estima que, de los cerca de 14,000 confinados en las cárceles de Puerto Rico, alrededor de 12.000 están unidos a este grupo. Su líder máximo es Bonifacio López Rivera, quien cumplió condena en la institución de máxima seguridad 292 de Bayamón.

Carta abierta a la ciudadanía de Bonifacio López Rivera. El 18 de Agosto del 2007, Bonifacio López Rivera emitió una carta pública dando a conocer su opinión acerca de la situación en España respecto a los Ñetas:

Como Máximo Líder de la Asociación Pro Derechos y Rehabilitación del Confinado (ÑETA), nos sentimos avergonzados de conocer a través de nuestros familiares que un grupo de personas residentes en España, de diferentes nacionalidades, ‘ensucien” el nombre de los hermanos confinados en la Isla. Para conocimiento general, esta organización se fundó para la década de los ’70 en busca de proteger a los hermanos más débiles por los abusos que ocurrían dentro de las instituciones carcelarias en nuestro país, problemas de hacinamiento, alimentación y servicios de salud, lo que provocó una demanda federal que todavía está vigente en el Tribunal Federal hace 28 años. (…). Mientras esto ocurre en Puerto Rico, pensamos que era buena idea que personas en la libre comunidad que quisieran aportar con su apoyo a los confinados puertorriqueños en otras partes del mundo como Estados Unidos, Europa y Latinoamérica. Para eso fue que dimos autorización de pensar en crear grupos fuera de las cárceles del país, pero no para que se convirtieran en gangas para pelear con otros grupos como los Latin Kings, porque no son nuestros enemigos ni tenemos nada en su contra, y mucho menos para andar intimidando a la población en general con palos, cuchillos en mano y revólveres. Eso es intolerable.  Nosotros, la única Asociación ÑETA que agrupa a unos 10,000 confinados en Puerto Rico, sencillamente somos reos que estamos cumpliendo tras las rejas nuestra deuda con la sociedad por delitos cometidos y errores por falta de conciencia en un momento dado de nuestras vidas, pero desde hace más de tres décadas luchamos desde la cárcel por más programas de rehabilitación, educación y por vivir en paz y armonía tras las rejas. En nombre de de todos los hermanos miembros de la Asociación ÑETA, invitamos a esos jóvenes que utilizan nuestro nombre para cometer actos delictivos, a que reflexionen y busquen otro nombre para formar bandas o grupos porque no caben en nuestras filas. Así no se hace patria y recuerden que algún día pueden caer presos y los verdaderos ñetas no podrían convivir con ustedes porque su comportamiento no demuestra nada. España ni Puerto Rico se merecen esto.

Marta Ramos Méndez

Latin Queens

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Se relacionan con sus homólogos masculinos (los ‘Latin Kings’ o los ‘Ñetas’) pero mantienen una actividad independiente. Hasta ahora, sólo algunas bandas juveniles habían aceptado chicas en sus filas, pero siempre como ‘convidadas de piedra’, y, en general, de forma espontánea y no definida.

Aunque las ‘Latin Queens’ ‘beben’ de las fuentes pandilleras procedentes del Caribe, las ‘reinas’ de origen latinoamericano no superan el 20 por ciento del total. También hay muchas chicas españolas y de otros orígenes -como países del Magreb, de Asia y del Este de Europa- que integran estas pandillas. Según el profesor de Psicología Social de la Universidad Ramon Llull de Barcelona Tomás Andrés, ‘el origen étnico es accidental. En la formación de bandas hay otros aspectos, como la clase social o la convivencia, que tienen mayor fuerza’. Curiosamente, entre las Latin Queens aparecen muchas chicas españolas, al contrario que entre los varones, cuya inmensa mayoría son de origen latinoamericano. Las adolescentes españolas, desde muy pequeñas, se ven atraídas por el ambiente chulesco de los Kings, por su actitud, sus colores y sus ritos. Como decía Lisa Bonnet en “El corazón del ángel”, siempre son los malos los que hacen latir deprisa el corazón de una chica.

Los Kings les cuentan acerca de sus dificultades de adaptación en España, de su necesidad de defender una cultura de la que se sienten orgullosos, de sus rectos principios y su fortaleza. Y las niñas caen hechizadas bajo su influjo.

Pero luego llegan las peleas, los pinchazos con las navajas, los puñetazos y los moratones. Porque a las Queens no les gusta la competencia de las españolitas y las provocan y agreden con saña, las obligan a robar a sus familias para aportar la cuota para la Nación y las llevan a vivir situaciones límite.

La vida de las Reinas Latinas, desde luego, no es fácil. Junto a las sevicias propias pertenecer a la Nación, han de convivir con el tradicional machismo y conservadurismo sexual de los latinoamericanos, de forma que, por ejemplo, en caso de separarse de un Rey, han de guardar “luto” durante un mínimo de seis meses antes de comenzar una relación con otra persona.

Los Mossos d’Esquadra sostiene que las pandillas juveniles femeninas suelen ser tan agresivas como las masculinas y cometen actos delictivos y violentos en lugares como el metro, las discotecas y otros centros de reunión de los jóvenes barceloneses, aunque apunta que que ‘no son grupos organizados criminales, sino que la dinámica de la banda les acaba llevando a delinquir’.
Es precisamente la vigilancia de la policía sobre los lugares de reunión de estos grupos, en determinadas plazas y parques de Barcelona, lo que les ha obligado a desplazarse a otra zonas de la capital catalana y del área metropolitana. Los Mossos dicen que la presión es ‘necesaria’ porque evita que las pandillas juveniles -masculinas o femeninas- puedan controlar un territorio, que siempre suele ser su objetivo. Aún así, la policía no disimula su preocupación por el hecho de que las bandas de chicas están en periodo de crecimiento, lo que supone ‘un problema, porque todavía no tienen el territorio definido’, lo que podría desencadenar enfrentamientos entre pandillas rivales. La policía también ha podido averiguar que para entrar a formar parte de una banda juvenil femenina la candidata tiene que someterse a una paliza de otros miembros del clan o robar un móvil.

Las chicas se llaman entre ellas ‘hermanas’ y viven con gran intensidad su pertenencia al grupo. Aunque muchas proceden de orígenes sociales humildes, algunas son hijas de clase media, pero presentan importantes carencias afectivas que les empujan a integrarse en estos grupos, que suelen ser muy jerarquizados y, mayoritariamente, adoptan la estética ‘hip hop’.

Si quieres ver como practican sus golpes, mira este vídeo: http://www.myspace.com/video/vid/4753100

Marta Ramos Méndez

Latin Kings

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Los Latin Kings empezaron como una organización social dedicada a la mejora de la vida de la comunidad de todas las personas que lo necesitasen, en el área de Chicago en la década de 1940, entre ellos su mayoría de procedencia puertorriqueña o mexicana, el objetivo era expandirse por todas las ciudades de EEUU con ciudadanos de procedencia latinoamericana dando amparo a los miembros, en muchos casos recién llegados al país y que no tenían familiares ni a nadie en quien apoyarse en su nuevo destino. La organización se extendió por todo Estados Unidos, y en los años 70 la pandilla empezó a ser dominada por personas envueltas en actividades ilegales, principalmente en redes de narcotráfico.

A mediados de los 80, Félix Millet y Maximiliano Suárez, dos presos de la cárcel de Connecticut crearon A.L.K.Q.N. “The Almighty Latin King Nation” (la todopoderosa nación de reyes latinos) y crearon un manifiesto, “The King Manifesto”, en el juntaron todas las reglas y demás artículos que hacían referencia al comportamiento de los integrantes de la banda así como la manera de integrar en ella, las prohibiciones, etc. Este manifiesto fue distribuido por toda la cárcel y pronto la banda se convirtió en la más grande del Estado de Connecticut. De esta manera la banda fue haciéndose más y más grande y a principios de los 90 las grandes ciudades de cada estado contaban con tribus (sedes que dependían de la central y que juraban el manifiesto) que llevaban nombres de animales relacionados con el poder y la agresividad, como por ejemplo la tribu de los lobos o la de los tigres y que copiaban la jerarquía de la original, siendo primera corona el líder, segundo corona el subjefe, seguidos de el señor de la guerra, consultor y tesorero. El resto de los integrantes de la tribu eran considerados soldados de mayor o menor rango (este sistema es un calco del de las organizaciones mafiosas como la Cosa Nostra o La Mano Negra). El nombre corona viene de la corona del rey, y es uno de los símbolos de esta banda. Esta corona puede ser de tres o de cinco puntas, aunque la oficial es la de cinco.

Desde 1994 se han ido sucediendo juicios, en donde se le aplicó a la banda la ley RICO, lo que ha mermado su fuerza, pero aun así sigue siendo considerada una de las bandas más peligrosas y violentas de EEUU. Los Latin Kings se visten de amarillo y negro porque el amarillo representa al sol y el negro porque es la cara oculta, su pasado en el que la raza latina vivía en las sombras según su literatura sagrada. Poseen un texto base conocido como la Biblia LK un compendio de 160 folios que escribieron en USA los líderes de la banda y que en Madrid se ha adaptado en febrero de 2000 y tienen cantidad de códigos internos de reconocimiento. Se saludan con tres dedos en forma de corona, y son apasionados del Rap y del Kilgim, especie de religión que mezcla el rap con las oraciones. Las cadenas de oro son un símbolo de poder. Tienen su versión femenina en las Latin Queens, en castellano las Reinas Latinas. Se podría decir que, hasta el momento, es la única pandilla compuesta sólo por mujeres.

En España esta banda la forman jóvenes de Argentina, México, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Venezuela, Bolivia y República dominicana en su mayor parte, aunque también algunos Magrebíes y Filipinos. Españoles componen el 10% de los Latin Kings. La rama española se llama la Sagrada Tribu América y en España se divide en 5 reinos:

  • Reino Inca, en Madrid.
  • Reino Hispano, Barcelona.
  • Reino Maya, Valencia y Alicante.
  • Reino Azteca, en Murcia.
  • Reino Chibcha, en Canarias.

http://www.belt.es/noticias/2005/julio/19/latin.asp

Disturbios en Alcorcón

La noche del 20 de enero de 2007, alrededor de 100 jóvenes de entre 16 y los 24 años se enzarzaron en Alcorcón en una pelea entre un grupo de españoles y otro de latinoamericanos, miembros de la banda Latin Kings, que se saldó con tres de los jóvenes españoles heridos, uno grave por apuñalamiento, y siete detenidos.

Como respuesta a este hecho, al día siguiente aproximadamente un millar de jóvenes, algunos de Alcorcón y otros venidos de otras zonas de la Comunidad de Madrid, protagonizaron una protesta contra las bandas violentas sudamericanas, convocada principalmente a través de mensajes SMS. A la protesta acudieron jóvenes españoles, algunos integrantes de tribus urbanas y organizaciones antirracistas. También participaron jóvenes inmigrantes sudsaharianos y marroquíes. Los propios convocantes de la concentración hicieron un esfuerzo para evitar cualquier tipo de tinte xenófobo, llegando a amenazar a las organizaciones de ultraderecha que anunciaban su presencia en ella, de recibir el mismo rechazo que los Latin Kings si finalmente participaban. La concentración adquirió tintes violentos, con ataques a la policía y a los periodistas que cubrían la noticia, y se oyeron cánticos en contra de los Latin Kings. La policía intervino para dispersar la concentración, lanzando pelotas de goma y realizando diversas detenciones.

Bandas Latinas

Publicado: mayo 17, 2011 en Bandas Latinas

Desde la década de 1990, la inmigración ha aumentado notablemente. Según el censo del INE de 2008, el 11,3% de la población de España es de nacionalidad extranjera. A raíz de este problema, se han formado bandas armadas que se han apoderado de ciertos barrios, sobre todo entre la población sudamericana. Fomentan el tráfico de drogas, armas, el juego y la prostitución. También son culpables de asesinatos y muchos actos vandálicos. A continuación voy a analizar las bandas más importantes en nuestro país: sus orígenes, costumbres, indumentaria, estilo musical, etc.

La llegada de cientos de miles de jóvenes inmigrantes en los últimos siete años ha generado nuevas organizaciones de este tipo y, en algunos pocos casos, también nuevas manifestaciones de violencia urbana. Estas organizaciones de la calle han sido bautizadas como “bandas latinas”, aunque, en realidad, la razón de ser de casi todas no está relacionada directamente con ejercer la violencia, ni con llevar a cabo actividades criminales, como tampoco están integradas únicamente por jóvenes latinoamericanos. Estas nuevas organizaciones juveniles (Latin Kings, Ñetas, Dominicans Don’t Play, Trinitarios, por citar las más conocidas) tienen características y orientaciones muy distintas, pertenecen a ellas hombres y mujeres jóvenes y adolescentes, con residencia legal e ilegal en España. Son personas que están estudiando, que trabajan o que están desempleados; son individuos con reivindicaciones sociales o sin ningún objetivo más allá que formar un grupo que les permita reforzar identidades y vínculos afectivos. Puede haber personas con un pasado de vinculación a agrupaciones de la calle o sin él. En estas organizaciones algunos jóvenes utilizan la violencia para resolver sus conflictos, pero muchos otros no. Están integradas por personas que nacieron en países de América Latina y también por otras que nacieron en España, en otros países europeos o en otras partes del mundo.

En las últimas dos décadas, en España la violencia juvenil ha estado asociada a organizaciones juveniles como los grupos antisistema de ultraderecha (skin heads y neoazis) y de ultra izquierda (red skins y anarquistas), a los grupos con reivindicaciones independentistas (como los que promueven la denominada kale borroka en el País Vasco), o a los grupos violentos que se organizan alrededor de algunos equipos de fútbol (grupos ultras).

Sin embargo, en los últimos años han aparecido nuevos actores. Desde algunos sectores se ha querido construir una imagen de los jóvenes latinoamericanos como miembros peligrosos de “bandas”, que utilizan una “estética latina” o de “latin king” para causar miedo y controlar plazas, canchas deportivas, escuelas, así como cometer innombrables delitos.

Las denominadas “bandas latinas” son agrupaciones muy complejas y heterogéneas. Hay tres ideas que hay que defender: 1) que este fenómeno no debe ser abordado únicamente desde una óptica de seguridad pública, sino que se debe enfatizar la promoción de políticas de integración y políticas de juventud (educación, trabajo, salud);  2) que es importante poner en marcha iniciativas de diálogo y cooperación (o fortalecer las ya existentes) entre distintos niveles de la Administración pública y distintos actores sociales (incluidas las propias organizaciones juveniles); y  3), que es necesario reconocer que las medidas que se adoptan en el ámbito local pueden tener un impacto regional e internacional.

Marta Ramos Méndez

Webgrafía Bandas Latinas:

Noticias sobre bandas latinaswww.20minutos.es

Noticias sobre DDP,  www.elpaís.es

Información sobre las bandas latinas en general, www.Tribusurbanas.org

Todos los vídeos,  www.Youtube.com

Información Latin Kings, http://tribusurbanaunav.jimdo.com/bandas-latinas/

Testimonios Latin Queens,  http://hebdomario.typepad.com/confidencial_7d/2005/05/las_latin_queen.html

Información Latin Kings y Queenshttp://blogs.ideal.es/pinchandoenhueso/2006/8/24/latin-kings-queens

Noticia Ñetashttp://www.elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=103614

Noticia DDP,  2minican.wordpress.com/category/uncategorized/

Noticia DDP, hispanismo.org/…/10251-madrid-en-manos-de-los-dominican-don-t-play. Html

Información Ñetas,  pandillasdelmundo.blogspot.com/2009/11/netas.html

Información bandas latinas, www.metroflog.com/rapperonedk/20091030/alkqn

Testimonio Latin Queens, blogs.ideal.es/pinchandoenhueso/…/8/…queens/